Que no hables, no digas nada. El Lobo está aquí design.

 
 QUE NO HABLES, NO DIGAS NADA
 Estoy sentado
 sorbiendo café en un bar
  junto a la ventana
 María lee el periódico con su pequeña nariz 
 hundida entre las páginas de noticias nacionales
 Los coches ronronean y serpentean 
 entre las obras 
 que llagan de ruinas la avenida
 Es sábado por la mañana
 o quizá domingo
 El otoño sopla con suavidad 
 entre el chopedal del parque 
 al otro lado de la calle
 El sol clava sus dientes 
 en mis tobillos huesudos
 y se balancea en su columpio
 en un cielo desnudo
 La gente pasa caminando en silencio 
 infelices, insuficientes, distraídos
  
 María sigue leyendo
 esboza una mueca espeluznante
 y deja caer su cabeza 
 entre noticias de ayer
 que a mí 
 no me interesan nada
  
 La amaré vieja y desnuda
 Más allá de la lluvia
 Más allá de esta noche 
  y los neones púrpuras
 que bizquean en la eterna madrugada
 No tengo reloj
 pero parece
 que todavía 
 me queda algo de tiempo
 Sonrío, colmado
 La mayor parte de las veces 
 no hay NADA que decir
 Sobran las palabras
 Me callo
 AHORA
  
 #Elloboestaaqui #Rafaellopezvilas #Quenohablesnodigasnada #Poema 

Ilustración, Javier Mariscal.

7 comentarios sobre “Que no hables, no digas nada. El Lobo está aquí design.

Agrega el tuyo

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Blog de WordPress.com.

Subir ↑

A %d blogueros les gusta esto: