Ornitología y principio de duda existencial razonable. Un poema del Lobo.

ORNITOLOGÍA Y PRINCIPIO DE DUDA EXISTENCIAL RAZONABLE
Mientras escribo
este poema
escucho los chirridos
del nido de golondrinas
que han instalado sus trastos
junto al de los verdecillos
que viven junto
a mi ventana
 
Trinan
Cantan
Trisan
 
Hacen
lo que se supone
que les mola hacer
a las golondrinas
 
Hoy hace calor
y el cielo es
puta magia azul
limpia limpia
Me hace volar
El estómago me da vueltas
Y hace crepitar toda mi piel
y siento
cómo la tienta hierve
en la boca de la pluma
y sé
que estoy
vivo
 
Entretanto
La golondrinas y los verdecillos
siguen a lo suyo
La brisa entra en silencio
en el estudio
y se enreda
en el arrecife de mi barba
mientras observo
la solitaria lápida de Oroza
y mis labios
se cubren
de limón
y sal
 
Estoy vivo
Así es
 
Así es
 
Pero
¿Por cuánto tiempo?
 
¿Cuánto?
 
¿Cuánto?
 
Sí
 
Hace calor
 
Las golondrinas
están jodidamente
locas
 
Me encantan

10 comentarios sobre “Ornitología y principio de duda existencial razonable. Un poema del Lobo.

Agrega el tuyo

  1. Volverán las golondrinas en tu ventana a anidar,
    y tú seguirás desgranando versos de la vida misma,
    un calor que crepita, un cielo azul que deslumbra,
    la cafetera que ya no hace buen café,
    sin café es más difícil escribir…
    es hora de la siesta
    ¿duermo o no duermo?
    ¿o me echo a volar como las golondrinas?
    …….
    Abrazos

    Le gusta a 1 persona

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Blog de WordPress.com.

Subir ↑

A %d blogueros les gusta esto: