Visiones para el final de un otoño. El Lobo está aquí, off course.

VISIONES PARA EL FINAL DE UN OTOÑO
En serio
No quiero ser
más desagradable
de lo necesario
aunque
a estas alturas
deberías de saber
que la vida
siempre es peor
de lo que pueda
contarte ningún
jodido adivino
jugando a ser poeta
Pero
la cosa es
más o menos así
Sé que lo has pensado
muchas veces
Hace ya mucho rato que
la función ha comenzado
La teoría dice que
a partir de ahora, colega
el tiempo corre
a toda hostia
y cuesta abajo
Que reirás y llorarás
que tendrás algunos achaques
y unas cuantas
buenas noticias
y que
con algo de suerte
pegarás algunos polvos
que te harán recordar
las hazañas
de tiempos mejores
Supongo que
pensarás que
después de todo
no eres el inútil
que todos pensaban
que eras
y te felicitarás porque
todavía
se te pone duro el mástil
aunque sepas
que el asunto
de sacar
y meter
ya nunca será
como era antes
Puede que sea así
Y puede que lo sea
Hasta que llega el día
en que te levantas de mear en tu taza y
por un segundo
no eres capaz
de reconocerte
al mirarte en el espejo
 
Será la primera vez
 
La primera de tantas
que pase
 
Con el tiempo suficiente
ocurrirá muchas veces más
de las que nunca querrías creer
 
Poco a poco
tu memoria
irá disolviéndose
como un azucarillo
en la taza de café
y te enfadarás al principio
porque no conseguirás recordar
qué peli viste ayer noche
si tu hija vino a verte o no
esta tarde
o si el primer coche
que condujiste
era de color rojo indio
o azul turquesa
Pero luego
te embargará la tristeza
porque ya no son dos
ni tres docenas
las veces
que te ha ocurrido
y permanecerás en silencio
sentado en el borde de la cama
vestido con un pijama de franela
y unas pantuflas de fieltro desgastadas
tosiendo y escupiendo
y superviviendo a la tristeza
y a esa aplastante normalidad
que te amortaja
mientras intentas rememorar
tus logros, las cosas que hiciste
cuando tu cuerpo
todavía te pertenecía
 
Fue hace tanto tiempo
Tanto
Tanto
Tiempo
 
Ha pasado una vida entera
Ha pasado
tu vida
Toda
Toda
ella
 
La cosa no pinta bien
Pero siempre puede
ir peor
e irá
créeme
claro que lo hará
porque las buenas noticias
de tu vida
ya sólo dicen
que es benigno
o que
con suerte
te quedan
unos meses
 
No voy a decirte
que la vida
es un suspiro
Pero sí que lo ha sido, amigo
Un suspiro decepcionante
y demasiado efímero
que nunca
comprendiste del todo
 
Te sueltan al mundo
siendo un renacuajo
y todo cristo
tiene un gran consejo infalible
para que encuentres
todas esas cosas
con las que conseguirás
ser feliz
aunque
tú jamás
tuviste
esa oportunidad
 
Te has pasado la vida trabajando
Dejándote el alma
por salir adelante
Trabajando
comprando y trabajando
gastando y durmiendo
apretando los dientes y trabajando
trabajando
trabajando
 
trabajando
 
TRABAJANDO
 
Y
¿ahora, qué?
 
Dime
 
¿Qué?
 
Ahora
Hace ya tres años
que llevas flores
a la tumba de tu Rosita
Que tus hijos
no quieren saber de ti
o que te han recluido
en un moridero
donde los viejos moquean
y babean con la boca abierta
o se pasan el día chillando
atados a sus camastros
paseando con los pañales
llenos de mierda
o sentados con la mirada perdida
en el neón del tubo fluorescente
 
Así es
 
Te has quedado solo, amigo
 
No tienes a nadie
 
Nadie que te quiera
que se preocupe por ti
o te haga sonreír
Sólo esos recuerdos
cada vez más desvaídos
que van quedándose
sin palabras
y convirtiéndose en silencios
que te hacen llorar
Y mientras te acuestas
y duermes
y te levantas
y alguien te restriega
los huevos con una esponja
porque tú no eres
capaz de hacerlo
sabes que ya no eres
un hombre
No aquel hombre
que fuiste alguna vez
y que ya no está contigo
y sientes
la tristeza
hundiéndose en tu pecho
al saber que nadie
te echará de menos
cuando mueras
y que todo
lo que fuiste
terminará para siempre
en cuanto alguien rubrique
ese papel
que certifique
tu muerte
con un desganado
garabato
 
 
 
 

11 comentarios sobre “Visiones para el final de un otoño. El Lobo está aquí, off course.

Agrega el tuyo

  1. La dureza de tus versos es belleza y vida pura. Esa forma de mostrar el lado más amargo, el que siempre se evita, pero que no hay ocasión que no nos encuentre. Es la realidad de la tristeza pero en ello consiste la vida, en ser consciente de que existe ese lado oscuro y el ignorarlo es intentar vivir en mundos de golosinas que no nos traen nada más que autoengaño. Enhorabuena por tu trabajo que siempre me hace reflexionar y poner los pies en la tierra a la vez. Un gran abrazo.

    Le gusta a 1 persona

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Crea un blog o un sitio web gratuitos con WordPress.com.

Subir ↑

A %d blogueros les gusta esto: