Fue difícil, pero, al final, terminé el poema sin escribir ni un solo “O Sea” ElLoboestaaqui Design

FUE DIFÍCIL, PERO, AL FINAL, TERMINÉ EL POEMA SIN ESCRIBIR NI UN SOLO «O SEA»
Mi queridísimo Froilán.
He leído en los periódicos la aflicción que te produce el confinamiento decretado por este gobierno de golpistas y fariseos, que en sólo tres meses han llevado a España de cabeza a la ruina.
Hace rato que has perdido la cuenta de los días que llevas encerrado mientras en los asilos neoliberales los viejos la diñan a puñados, y los indigentes campan a sus anchas por las calles, inmunes al hambre y a los efectos antivíricos de rezar un padre nuestro y agitar una bandera.
Qué tristeza la tuya, Cuca querida, enclaustrada como la princesa de la torre, a salvo del fuego de los dragones, y con un horario de oficina para que tu chacha sin papeles vaya al súper disfrazada con una de esas mascarillas que el traidor del presidente cambalacheó con la China Comunista.
¿Cómo no entenderte, Pelayo? Ansías la libertad del campo de golf. Vacilar en tu Jaguar con los colegas por tu hacienda, disfrutar de esa mariscada que apoquina tu cuñado concejal con el sudor recién exprimido de los siervos, o ligar algo de bronce navegando con tu balandro por las aguas territoriales de Marbella.
Tienes más razón que un santo, Borja Mari. Etarras e independentistas están destruyendo la unidad de España, y mientras tú deambulas por tu chalecito con piscina y te lamentas por no sacarle brillo al saldo sin límite de tu Visa, o por no lucir el palmito por los chiringuitos de “Sanjenjo”, chavistas y sociatas se han conjurado para arruinar a los autónomos y a los pequeños empresarios a los que tus socios de Litle Génova tanto ayudaron durante la crisis pasada, y lo celebran regalando a los Okupas tu herencia inmobiliaria.
Sí, Carlota. Ya sé que sabes que los gobiernos del resto del planeta han recluido a la ciudadanía para que no se los cargue Godzilla, pero en nuestra España querida, la historia va de recortar derechos y de silenciar la libertad de prensa, y no de esa mamarrachada que te venden de proteger la salud pública y de aplanar los peligros de sabe dios qué curva.  
Científicos, dicen. Médicos, investigadores, sanitarios. ¡Chorradas, coño! Tú sí que sabes lo que la patria necesita, Jimena. Misas, banderas, toros y procesiones, privatizar hasta la última tirita de los hospitales públicos, y construir viviendas sociales para que los fondos buitre aniden en la seguridad evasora de sus paraísos fiscales.
No hace falta que me digas, Beltrán, que te sobran los motivos, que a ti nadie te maneja y que nunca defenderías perpetuar los privilegios de tu clase, en lugar de defender el interés general y la salud de todos los españoles.
Así es, Santi querido. Tanta paguita y tanto alquiler subvencionado. Tanto chiringuito y tanto sin papeles, tanto ERTE y tanta vaina social de tres al cuarto.
Abaratar el despido y bajar los salarios. Amordazar a la plebe y bajar los impuestos a las grandes fortunas es lo que hace falta en España. Que trabajen como hiciste tú, que te lo curraste como nadie para chupar del bote de las mamandurrias de la Espe. Que se esfuercen como hicieron Casado e Isabelita, para enmarcar la fotocopia de ese master no presencial de la Harvard de Aravaca que Pablito pagó contrareembolso, y alojarse a todo tren en las suites Tropical y Cuatro Quesos de un filántropo hotelero por menos dinero del que Cristina Cifuentes se gasta en potingues en el Eroski.
Vosotros, Piluca mía. Jornaleros de hipódromo y club náutico, que tanto disfrutasteis con la represión de la dictadura y la censura, y que con Antonio Tejero y su pistola soñasteis con una España mejor, os emocionáis al imaginar los cañones de los tanques anunciando a bombazos un régimen totalitario que silencie de nuevo la desagradable voz del Pueblo y su intolerable hambre de derechos.
Protesta, Cayetano. Protesta. No dejes que los rojeras ahoguen vuestra garganta. Vosotros, que no encontrasteis la cuchara para cacerolear a polo en cuello por los recortes de educación y sanidad, y que no llorasteis ni un céntimo del cheque-regalo del rescate de los banqueros, ansiáis corretear por las calles en pos de la libertad que te ha robado este gobierno con los votos que sumaron en las urnas, y escuchar sonrientes cómo crece el ruido de sables que resuena en sordina por las noches, mientras evades impuestos al más puro estilo Amancio Ortega, y encumbras corruptos y explotadores laborales, para quienes los muertos de esta jodida pandemia, son sólo la carnaza que hincar en el anzuelo de ese triste marasmo de desgraciados y borregos, al que tu cara al sol y tu bandera jamás le han puesto un triste plato de lentejas sobre la mesa.

#Elloboestaaqui #Rafaellopezvilas #Poesía #Poema #Franquismo #Fascismo #Confinamiento
 
 

6 comentarios sobre “Fue difícil, pero, al final, terminé el poema sin escribir ni un solo “O Sea” ElLoboestaaqui Design

Agrega el tuyo

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Crea un blog o un sitio web gratuitos con WordPress.com.

Subir ↑

A %d blogueros les gusta esto: