La lúgubre ventana del Lobo. Elloboestaaqui design.

 SÁBADO. INTERIOR-EXTERIOR. TARDE.
Tras la doblez del ventanal
el día se disuelve
como un azucarillo
en la amargura del crepúsculo
Las luces nacen
como flores que bizquean
en el preludio
de la noche más cruel
Esto que suena es
la puta trompeta
de Chet Baker
que encabrita mi alma
con cada bufido
Tengo los pies fríos
y afuera
las nubes enjugan su tristeza
arrollándose en las copas
de los árboles
que se cimbrean
en la distancia del silencio
aguardando lo inevitable
El mundo se desvanece
ahogado en la putrefacción
de sus rescoldos
y mi cuerpo se estremece
con el repiquetear de la nostalgia
sobre los capuchones
que coronan las farolas
La gente camina
Parte en desbandada
en un eterno deambular
sin sentido
No queda tiempo
porque
en realidad
nunca lo hubo
Un gato refugia su pellejo
bajo un coche
y espera con esperanza
que escampe
Gato estúpido  
Gente
estúpida
La boca rota de Chet
desliza Tenderly
entre el recuerdo
de sus labios muertos
y el viento silba
su triste canción de amor
por las junturas
de las ventanas
 
Sigue lloviendo
 
Afuera
Adentro
 
El cristal refleja
mi mirada
 
el silencio
 
nada


#Elloboestaaqui #Rafaellopezvilas #poesía #poema #muerte

8 comentarios sobre “La lúgubre ventana del Lobo. Elloboestaaqui design.

Agrega el tuyo

  1. Es un alucine tu potencia poética, como se retuercen a tu reclamo, en un despiadado kamasutra, la realidad exterior y la interior. Esa trompeta disuelve la frontera entre ambas a golpe de bufido, como si nunca hubiera existido. Sensacional poema, jirón de vida, sangre negra contra la tarde agonizante, que es nuestra vida. A ver quién es el guapo que consigue ahora acallar al infernal Chet Baker, para poder seguir mintiéndonos que vivimos.

    Le gusta a 1 persona

  2. Llueve,
    el viento y la lluvia cantan hoy
    una triste melodía que pareciera escrita
    en el pentagrama de los cables de la luz.

    Me gusta asomarme a la ventana los días de lluvia, ver reflejarse en los charcos todos mis fantasmas que acuden a mí al reclamo de esa lluvia que por un lado detesto y por otro me gusta contemplar, otra más de mis contradicciones.
    La vida atascada en una gota de lluvia…
    Un abrazo.

    Le gusta a 1 persona

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Crea un blog o un sitio web gratuitos con WordPress.com.

Subir ↑

A %d blogueros les gusta esto: