El olor que tienen las cosas. La escatología del Lobo…

EL OLOR QUE TIENEN LAS COSAS
 
La habitación que más me gusta es el retrete
No tengo prisa, me bajo los pantalones y me siento
     y me leo cualquier cosa que tenga a mano
Publicidad, la etiqueta del champú,
         las esquelas del periódico
Cualquier cosa resulta fascinante
cuando mi agujero del culo comienza a abrirse
  y la mierda erupciona con fuerza sobre la rampa del váter y cae    
  y hace ese ruido hueco
  al sumergirse de golpe en el agua
               El mundo deja de existir
               La gente
        se olvida de mi nombre detrás de esta puerta
               Nadie puede tocarme
Y Estamos solos
 
Mi mierda y yo
 Y el silencio
 
El tiempo pasa
Y pasa
 
Y al fin tiro de la cisterna
Y mi mierda desaparece
Quizá sin dejar rastro
Después
Abro la puerta
  y dejo que el mundo lama la punta de mi nariz
Y me acerque un poco más hasta el atardecer de las flores
 
Estoy listo para seguir jugando
 
Resulta extraño, pero
la mayoría de las veces
no somos capaces de oler el aroma
de nuestra propia mierda
Anuncios

31 comentarios sobre “El olor que tienen las cosas. La escatología del Lobo…

Agrega el tuyo

      1. Jajajaja vale eh… en serio no tienes formulario de contacto? Jajaja iba a mandarte captura. A ver, te explico, no se corta a mitad si no las frases salen a mitad, entiendes? La primera por ejemplo se queda en “la habitación que me gusta es el…” y así. O solo me pasa esto a mi? 😂

        Me gusta

      2. El olor que tienen las cosas

        La habitación que más me gusta es el retrete
        No tengo prisa, me bajo los pantalones y me siento
        Y me leo cualquier cosa que tenga a mano
        Publicidad, la etiqueta del champú,
        las esquelas del periódico
        Cualquier cosa resulta fascinante
        Cuando mi agujero del culo comienza a abrirse
        Y la mierda erupciona con fuerza sobre la rampa del váter y cae
        Y se deforma
        y hace ese ruido hueco
        al sumergirse de golpe en el agua
        El mundo deja de existir
        La gente
        se olvida de mi nombre detrás de esta puerta
        Nadie puede tocarme
        Y Estamos solos

        Mi mierda y yo
        Y el silencio

        El tiempo pasa
        Y pasa

        Y al fin tiro de la cisterna
        Y mi mierda desaparece
        Quizá sin dejar rastro
        Después
        Abro la puerta
        Y dejo que el mundo lama la punta de mi nariz
        Y me acerque un poco más hasta el atardecer de las flores

        Estoy listo para seguir jugando

        Resulta curioso, pero
        la mayoría de las veces
        no somos capaces de oler el aroma
        de nuestra propia mierda

        Le gusta a 2 personas

      1. Hay gente muy buena escribiendo poesía. Lo que ocurre es que los medios de difusión están publicitando cosas que venden a un público mayoritario, al cual la poesía les importa una higa. Ni conocen lo que es.

        Le gusta a 1 persona

  1. Todos los malos olores que he percibido en mi vida provienen de la honesta realidad, no así… el olor de los perfumes, esos burdos, costosos e ineficientes disfraces de la podredumbre.
    Hasta, sor Juana Inés de la Cruz, en la intimidad de su celda de convento, pudo haberse tirado un peo entre verso y verso escrito.
    Salud Lobo.

    Le gusta a 1 persona

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Crea un blog o un sitio web gratuitos con WordPress.com.

Subir ↑

A %d blogueros les gusta esto: