Consternación Capitalina del Niño-Paleto. By Lobo López

CONSTERNACIÓN CAPITALINA DEL NIÑO-PALETO Con el despertar de un nuevo día el niño paleto restriega legañas de desconcierto. Las calles dirimen su duelo en este frío amanecer de invierno y las aceras mojadas, tiritan ateridas con gesto mortecino. A la vuelta de las viejas sensaciones, la sorpresa es un orgasmo efímero que perpetúa su vida en un instante de posteridad.

Blog de WordPress.com.

Subir ↑

A %d blogueros les gusta esto: